sábado, 28 de agosto de 2010

¿Qué es la vida?

   Conozco personas muy cercanas con las que he mantenido charlas sobre la vida, su origen y el significado. Es difícil ponerse de acuerdo sobre un tema tan "metafísico". Algunos concluyen que la vida es un error, otros que es una casualidad o en su gran mayoría, no lo entienden o "culpan" de ello a un creador. Ésta última es quizá, la más recurrida; mas creo que es una forma cobarde de tirar la piedra y esconder la mano. No creo en un creador, al menos en el Gran Creador o Dios, como tal; pero eso no me asusta y a demás es un tema muy, pero que muy trillado. Yo quiero ir más allá, buscar un "sentido" a la vida, un tratar de saber, qué hago yo aquí, qué hacemos aquí... igual no es tan necesario y el significado o el sentido, está más cerca de lo que creemos...al menos, yo creo haberlo descubierto; y cuando digo descubierto, quiero decir "mi" sentido de la vida, que podría ser de forma diferente para un creyente, un occidental u oriental o simplemente, para una persona (que también las hay) que no se lo pregunta y no da más importancia a este tema.

   Escuchando música, encuentro múltiples formas de relajarme, de buscar en mi interior, en el exterior, reir o disfrutar simplemente. Cuando escucho a Mozart, esto es diferente; todo cambia: elevo mi espíritu y algo en mí se transforma -esto no debería asustar pues siendo como soy, no cambio demasiado en vista que escucho a Mozart desde muy joven, y soy así desde entonces- y siempre encuentro respuestas a mis preguntas.
   Cuando Pablo nació, encontré un sentido a mi vida. Espero que él, igualmente cambie poco a poco conforme crece; pero no demasiado, ya me gusta como es; y él escucha Mozart desde el vientre materno. Sigue a día de hoy escuchando al genio (entre otros) y si sigue así, espero que al menos en esto, se parezca a mí; es decir, eleve su espíritu y alcance lo que divise a lo lejos. Con la única salvedad, de que llegue a ese horizonte, y sepa qué hacer una vez allí; que aun habiéndolo visto yo, no he alcanzado nada...en eso, que no se me parezca. 


   Escuchando este tema, Mozart quizá responda a preguntas expuestas anteriormente. Quizá esa gente que cree que la vida es fruto de la casualidad o es un  error, sepan apreciar este arte. No digo que no sea un error o una casualidad; yo no lo sé, tampoco digo que Dios no exista (si existe, allá él), digo que no creo en él. 
   Sólo sé que por oir esta maravillosa música, merecería la pena vivir. 

5 comentarios:

  1. Cada uno encuentra sus motivos...yo comparto gran parte de los tuyos.
    Te dejo con las cosas que hacen que la vida merezca la pena, es decir, los motivos de Woody Allen (siento no haberla encontrado en V.O.S).
    http://www.youtube.com/watch?v=h5owXCZ0CDg

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir gran parte de los motivos que creo que merecerían la pena vivir; ya me contarás un día cuales son, y cuales de ellos, no compartes. De todas formas, es enriquecedor saber que tus semejantes, piensan en parte como tú, y en otros casos (que es la gran mayoría) están en las antípodas ideales...eso es parte del mecanismo humano, y por extensión, rueda dentada del motor que hace girar al mundo (único en su especie, por el momento y que se sepa con cierta "certeza) y que es el lugar en el que hemos caído por no se sabe qué misterio, pero, en el que sobradamente, me he formulado las suficientes preguntas, como para responder afirmativamente a lo que yo he llamado "mi" sentido de la vida...
    Me encanta recibir comentarios de este tipo...ya me gustaría también ver otros de otra índole; pero parece que de momento somos pocos por estos lugares habitados...Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Está clarísimo que distingues entre el suceso y el acontecimiento. Este último es el que labramos y donde nos sentimos alguien. Respecto a tanto sofismas sobre qué y para qué, te diré que me sobra. Estoy abierto a toda explicación convincente sobre las vidas que hay en el universo, o sobre las que hay en nuesto interior (incluídas sus expresiones, tal la música) pero de las farsas no quiero saber nada, en ninguna de sus formas falaces: supersticiones, soberbias, poderes, sectas, ideologías...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, Fool... me dejas helado.

      Realmente de sofismas está el mundo lleno. De hoy en adelante, debería de aplicarse el término a muchas de las cosas que nos controlan: Político-Sofista, Sacerdote-Sofista... en estas dos profesiones, se reúne el nuevo orden mundial (incluidas demás religiones y/o políticos en general), donde por el simple hecho de estar ya acostumbrados, nos pasa desapercibido.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a huir o detenerse a pensar sobre sofismas, soberbias o sectas (por ejemplo la iglesia es una de ellas...): si lees de nuevo, comprobarás que en lo que a mí respecta, digo que en el acontecimiento (muy bien diferenciado como dices del suceso) del que soy testigo, es cuando encuentro "mi" sentido a la vida... como ves, hablo en primera persona y no quiero sentar cátedra... ¡Faltaría más!

      Ya sé que para mucha gente, esto no representa nada, que para algunos la vida no tiene sentido (¿Quién soy yo para decir que sí la tiene...?), que para otra persona, consistirá en hacer diez maratones en un año, o escalar diez veces el Everest... para otros, simplemente ver pasar la vida delante suya.


      Un abrazo igualmente.

      Eliminar
  4. Teeth Night Guard is offering precise fitting and highest quality custom made teeth guards.

    ResponderEliminar